FABRICADO ENTRE MIS FANTASÍAS

jueves, 14 de octubre de 2010

 

Entre retales de recuerdos, palabras cogidas al vuelo, desechando lo que no me gusta, te hago irresistible a mis sentidos...
Con la yema de mis dedos recorro cada rincón... recordando tu lengua entre alientos entrecortados, susurros con melodía de deseo,
la prisa del que quiere llegar a la meta,
la tranquilidad del que no quiere que acabe...
Miro atrás en el espacio,
vuelvo a revivirte en mis entrañas,
con la calma que da el tiempo,
con la esperanza de un nuevo encuentro,
con la incertidumbre de lo inesperado...
Me invade el miedo del saber..
recaer en tus brazos, tan liberador como opresor..
buscando tus besos en otros labios,
tus caricias en otras manos,
tu olor en otra piel...
absurda desazón en mi alma..
a gritos pedía lo que hoy me regalan...
esos suspiros que escondían tu nombre...
esas lágrimas que extrañaban tu cuerpo...

Con la mirada perdida busco mi camino...a solas con mi verdad,
dejo caer los adornos que hicieron de ti...mi Divina Fantasía...


4 Fantasías:

Néctar dijo...

¿Sabías que algunos fantasmas son muy reales? Grita tan alto que hasta las siluetas se vuelvan reales.

El miedo es bueno, no dejes de sentirlo ... te salvará :)

Néctares

Sonia dijo...

Los caminos que llevan a la verdad son diáfanos, sin paredes ni lugares que decorar.
Aparecen estando a veces sin estar ni tú mismo presente cuando se abren ante ti.

¿MIEDO?

"El pánico es como una caja de cerillas, todos tus miedos están ahí dentro. Cada uno con una cabeza de fosforo roja, y si de repente uno de ellos se prende, todos los demás arden inevitablemente. Así que solo hay una forma de que la hoguera del pánico no te lleve por delante, y es separar las cerillas, desgranar los miedos y apagarlos uno a uno. Porque los miedos se alimentan de lo desconocido, de la falta de verdad".(LHDP)

TQ Mi Niña Linda...

Pilar dijo...

Enfrentar el miedo, afrontar el cambio, la despedida e incluso el olvido, es el único modo de avanzar y recuperarte, retomarte, ser tú de nuevo para poder perderte y entregarte de nuevo.

Martín dijo...

Que nada te haga temer la realidad de tus suaños, y aliméntate de cada uno de tus pensamientos.

El miedo siempre nos enseñará a crecer.

Martín.