JUSTO EN EL LÍMITE

miércoles, 16 de marzo de 2011

 

Igual que cambia el ropaje en una nueva estación, se trasforma mi piel... cada vez, que me imagino sentada frente a ti, sabiéndome objeto de tu mirada, el rubor se apodera de mis mejillas, mi pecho se agita ante tu cercanía, mis sentidos se nublan, cómo si de títeres se tratara, respondo a tú voz, a tú olor...revivo entre gemidos, en tus caricias, que son tan mías, en esa mirada que me toca el alma y me hace el amor, sin casi rozarme...


Busco y no encuentro cómo cortar esos hilos invisibles que me atan a ti, igual no existen o no quiero verlos...

Sigues siendo tú, el vínculo que me mantiene cuerda y completamente loca, justo al límite del sí y del no, entre el deseo y la apatía, entre el amor y el odio, entre el llanto y la risa, justo en el límite del dolor y el placer...

Justo en este límite siento tú mirada, aunque ese...es mi problema

4 Fantasías:

Pilar dijo...

Si ese es un problema...

Lunna dijo...

Hay veces que es dificil encontrar ese limite y hay otras que nos retiene y no podemos separarnos de el.

Besos.

Lunna.

Sonia dijo...

Precioso texto, mi niña.
Si el problema es tuyo... la solución también lo es...


Abrazo gigante a tu alma, esa que tantas veces se convierte en mi casa. TQ siempre.

Martín dijo...

Lo mejor de los problemas, es que por su propia defición tienen una solución. Si no, dejarían de ser un problema.

Un gran abrazo desde mi hogar y mi cariño.