ENTRE FOGONES

martes, 11 de mayo de 2010

 

Curioso arte el del fogón, nunca me había atraído,
ahora lo busco, encuentro paz en su calor…

dibujo historias en mi mente mientras elaboro manjares con la suavidad y sensualidad con la que me entrego a la fantasía..

tú lo sabes y por eso vienes presto a mis deseos…

como me susurraste…te espero con solo un delantal que cubra mi desnudez…
se eriza mi piel al sentirte tan cerca…como fuego noto tus labios en mi espalda…
tus manos presionando mis caderas,

el roce de tu excitación, un oleaje de sensaciones me invaden,
gemidos que se escapan de mi boca.. piden a gritos tus besos…
esos que hablan de amor, acaricias mis ensueños,
despiertas humedad en mis placeres.. mojando cada poro de mi existencia..

perderme en tus brazos, fundirme con tu cuerpo,
en tus formas palpitantes, ven amor..sáciame de ti,

como hiedra mis piernas en tu cuerpo, me elevas con armónicas embestidas…
suaves, delicadas, volviéndose mas intensas con cada suspiro que ahogas con tus labios..

el aroma de nuestros cuerpos mezclado con las suaves esencias del fogón…
nos trasporta a una nube de placeres ya incontrolados….
a una danza alrededor del fuego de nuestras almas,
mientras, se cocina el mayor de los placeres…

gritos que desgarran mi garganta,
me aferro a ti con la ferocidad de un alma que se ahoga….
y grito, porque quiero gritar al viento..
gritar que te siento,
gritar que eres mío,

gritar que te tengo aquí.. entre mis fogones mi DIVINA FANTASIA

3 Fantasías:

Venus dijo...

... descubrir los lugares y las sensaciones nuevas que nos ofrecen.
Subes y subes.
Besos Mi Querida Inés.

Minerva dijo...

El arte de amar entre fogones... Siempre he pensado que el corazón hay que alimentarlo, y hay que hacerlo bien;porque si lo cocinamos muy rápido se quema y si lo hacemos lento no se termina de hacer, por tanto a fuego lento...
Besos Divina.

Martín dijo...

El amor debe cocinarse a fuego muy lento, con una pizca de cariño y un pellizco de pasión... sin olvidarse condimentar con el deseo irremediable de poseer al comensal...

Continua cociendo mi Querida Inés...

Gracias infinitas por tus letras