MI NADA, MI TODO

viernes, 7 de enero de 2011

 

Volver a la realidad de los años, a la realidad de ese amor, que un día, en alas de la inocencia, creí eterno... con el peso de los años en la mirada, con la piel gastada a caricias...mi alma vaga perdida...buscando a tientas, esa piel que marqué con arrumacos, que cocí a besos, buscando la libertad, de la atadura, que me daban tus brazos...

Hoy, volví a soñarte, hoy, volví a fundirme en tus ojos, hoy, desperté de la realidad, para soñarte...

Vives en mi, desde el instante que fuimos uno, antes del antes, antes del tiempo, antes de la nada, maravilloso nada, que se convirtió en mi todo...

Entre coloquios de silencios que dicen tanto...entre besos que sentimos sin darnos, entre caricias que nos regalamos sin manos...entre miradas cómplices..te siento aquí, junto a mi, regalándome sonrisas, promesas, recorriéndonos la piel, para júbilo de nuestros sentidos...

vuelve tu sabor a deseo, la fuerza de tus embestidas..aferrado a mis caderas, arden mis entrañas...llenándose de tu pasión, devolviéndome de tu boca, el aire que me falta, humedeciendo mi tez, con la frescura de tu saliva...extasiándome, con el aroma de tu piel...dibujando sueños en tu alma, ahogando gritos de deleite en cada beso de tus labios...

es así, como aprendo a amarte, aún en la distancia, despertando de mi realidad y soñándote mi DIVINA FANTASÍA




4 Fantasías:

Sonia dijo...

Curiosamente, vengo de otra descripción de "Nada", diferentes, eso sí, pero llenas de todo.

Me gustó, como siempre, Divina.
El recuerdo hecho sueño es realidad palpable.

Besos siempre, mi querida Inés.

Pilar dijo...

El amor puede ser eterno durando tan solo el instante de una mirada que te atrapa.

Tus palabars evocan ese momento con tanta fuerza que se hace dificil no abandonarse al recuerdo.

Un beso

Martín dijo...

Deliciosa nada que hace que nos sumerjamos en los recuerdos y en tus sueños.

Un placer como siempre acompañarte en tus letras. Un beso Divina.

anuar bolaños dijo...

¿Cómo es que me siques, qué tanto te acercas, qué ves cuando me lees?

anuar iván.